Se siente muy bien

He estado sobre una bicicleta desde que recuerdo. Claro que ha habido tiempos en los que no he usado una, cómo cuando viví en Londres. Pero, por la mayor parte de mi vida, he gozado de montar una.

Por los últimos dos meses, debido a la artrosis de rodilla, apenas podía caminar. Uso un bastón para lidiar con las actividades diarias. De momento no me agradaba la idea: “no soy tan viejo”, “me voy a ver cómo un anciano”. Pero en realidad es un gran objeto. Y, además, tengo 64 años, soy viejo.

Al principio pensaba que la rodilla no se recuperaría. En realidad me dolía, y parecía que no había mejoría. Pero hoy fue el día: me subí en mi bicicleta y recorrí 5.5 km. Un paseo suave, sin apuro, ni mucho esfuerzo.

El sentimiento fue increíble. El estar sobre la máquina, sintiendo el aire en mi cara, pedaleando de nuevo.

Seguiré usando el bastón por un tiempo, pero el saber que mañana podré estar andando en bici me hace sentir feliz.

Estancia en Die Quelle

De la colección de Die Quelle

A principios de octubre tuve la oportunidad de regresar a Die Quelle (La Fuente), la casa y sede de la International Satsang Association (Asociación Internacional Satsang).

Tuvimos la reunión anual del consejo, y la Asamblea General de la asociación. Pero también, la oportunidad de platicar con Ishpriya, nuestra fundadora, y con los otros miembros del consejo.

Ishpriya

Hay un lugar en la casa, la cueva, que te permite conectar contigo mismo, conectar con Dios. Durante mi estancia pude practicar mi meditación de la mañana y la noche con mis compañeros. Así que la posibilidad de algo de silencio, una caminata por el bosque, o la contemplación de la naturaleza fue posible. Es siempre enriquecedor el alejarte de la vida diaria y tener algo de silencio.

La cueva

Pronto les estaré platicando más sobre la asociación.

Patrick y Robert.

¿Lo puedes ver?

Por algunos días me estoy hospedando en una casa en Dechantskirchen, Austria, arriba en una colina. En las mañanas suelo ver a través de la ventana para apreciar el nuevo día. Y tener una vista distinta es interesante.

Pero aún si veo a través de la misma ventana, cada día, veo algo diferente. La luz, las hojas de los árboles, el clima, todos tienen características únicas que pueden ser apreciadas.

Así que hoy me asome por mi ventana por segundo día consecutivo, y tuve la oportunidad de ver la imagen que aquí presento. Puedo ver los árboles cerca de la ventana, hacía abajo de la colina y el horizonte. La belleza de las nubes, la luz naranja pálida entre ellas y la línea de horizonte, y algo de lluvia en la lejanía.

Veo a través de mi ventana cada mañana, y puedo ver una vista distinta. Si te permites observar lo que está afuera, con atención, podrás apreciar las pequeñas diferencias, con asombro.

Puedes quedar maravillado por una vista nueva, y yo agradezco la oportunidad, pero no la necesitamos para estar sorprendidos con lo que tenemos frente a nosotros.

¡Tan solo hazlo!

Hace algunos días, estábamos disfrutando de una tarde de té y plática. Alguien dijo que no podía darse el tiempo para ejercitarse. Ya sabes, tomar la decisión, prepararse y hacerlo.

Pocos días después, ella estaba feliz, porque había empezado a hacer ejercicio . Dijo que era como hacer la cama (había leído el libro “Tiende tu cama”, de William H. McRaven). Muy fácil, “¡Tan solo hazlo! Oblígate a hacer eso que quieres hacer”.

Muchas de nuestras tareas, las cosas que tenemos que hacer o que queremos hacer, las realizamos porque decidimos hacerlas. Escoge alguna cosa, di cuándo lo harás, y mantente en lo dicho. Deja de preguntarte por qué, deja de hacer alguna otra cosa en su lugar. Tan solo prepárate y hazlo.

Lo mismo pasa con la meditación, o con una rodada en bicicleta. Lo se, he estado en la situación. Me he alistado para salir a pedalear, pero he decidido hacer otra cosa. O he apagado la alarma en la mañana, y comenzado a pensar en prepararme para mí meditación de la mañana, y sentirme sobrepasado por la enorme tarea que me espera….y he vuelto a mis sueños.

Es sorprendente lo que la decisión y el foco pueden hacer en nuestra vida. Tan solo planea con anticipación, alístate sin pensarlo mucho, y haz la tarea.

Una pausa

Si, pareciera que he dejado de escribir. Pero todo lo contrario, he estado escribiendo un montón, pero no aquí.

Me tomé unos días para mí. Me fuí lejos, a un lugar diferente, con clima distinto, gente distinta. Una pausa para pensar, escribir y dibujar.

Y estoy contento de haberlo hecho. Pude revisar mis actividades y metas, y tomé algunas decisiones al respecto. Bueno, en realidad no tanto en las actividades y metas, sino sobre la vida y el sendero por el que decidí transitar.

Así que, aquí me tienen, listo para pedalear de nuevo el sendero.

Quién soy?

Ayer leía cuando Eckhart Tolle, siendo joven, vivió un proceso en el que descubrió que podía ser él mismo y vivir de manera consciente. He leído la vida de monjes Zen, swamis, o personas y maestros especiales.

Y me preguntaba, ¿quién soy yo para hablar de meditación y mindfulness? ¿Estaré sufriendo un caso de síndrome del impostor, o estaré tan solo pretendiendo?

Tengo una vida común. Tengo una familia, necesito proveerles. Soy un tipo común.

Pero de algún modo, esa es mi ventaja. Soy un tipo común viviendo un proceso. Uno que me ha llevado a la meditación y al mindfulness, y que me ha dado la oportunidad de elegir. Me ha dado la rara ocasión de entender algunas cosas; y de ver el lado brillante, igual que el oscuro, y a aceptar ambos.

¿Cómo es que no podría compartirlo?

¿Te interesa?

“El mindfulness es aceptar el momento presente, a todos y todo (incluídos nosotros mismos) cómo suficiente. Así que sea como sea tu salida de hoy, será suficiente. No necesitas darle un nombre, vestirte, ponerte un dorsal, recordar cada detalle, lograr un récord personal o que te den una bolsa con regalos al final. Tampoco necesitas grabarlo para que sea verdadero. Solo importa el que tú estés ahí. (Mindfulness para ciclistas. Buscando la armonía en dos ruedas. Nick Moore)

Estaba leyendo de nuevo este hermoso libro. Es una buena lectura, y me hace re-pensar sobre mi amor por andar en bicicleta y la meditación. Va más allá de la bici y del cojín de meditación.

Cuando comencé mi viaje en mindfulness y una vida consciente, no sabía lo alegre que sería.

Lo que quiero decirte es que, si estás interesado en la meditación, en el mindfulness, inténtalo. ¡Ve por ello! No creo que te vayas a arrepentir. El único peligro es que no podrás parar.

Mantenlo simple

He estado leyendo este libro, y me ha recordado el vivir una vida simple.

Recuerdo un comentario frecuente de un profesor de Taekwondo: práctica lo esencial, mantenlo simple. También en la Sangha en la que participo, el Maestro dice: el zen es simple, siéntate en silencio y quietud, no hay nada más en el zen, solo vivir el momento presente como es.

Ahora, como facilitador en Mindfulness, este es el mensaje que quiero compartir: la práctica no agregará nada a tu vida. Solo mantenla simple, vive el momento tal cual es, sin juicios.

Se que suena muy sencillo, pero puede no serlo. Significa dejar ir cosas que agregamos a nuestra persona, muchas posesiones que ya no son importantes, etiquetas que hemos ido creando para nosotros mismos y para otros. Pero el proceso vale la pena, puedes llegar a sentirte libre.

Mindfulness para adolescentes

Como profesor en la Universidad Marista de San Luis Potosí, he trabajado con adolescentes por al menos 12 años, en la escuela preparatoria.

A menudo hay presión de los padres, compañeros y profesores. Es un tiempo para los estudiantes para reafirmar quienes son y de especular cuál será el futuro para ellos. Los papás tienen su propia idea de lo que esperan de ellos, pero los adolescentes quieren ser ellos mismos, como un individuo único, y también quieren encajar en el grupo, lo que puede confundirlos sobre quienes son en realidad.

Creo que hay algo que el adolescente puede aprender en esta etapa, y esto es conectar hacia adentro, aprender una técnica que les permita conectar con ellos mismos (individualmente), en el momento presente, conscientemente.

El mindfulness puede ser eso. Pueden aprender a pausar, el conectar con sus sentimientos y entender de dónde vienen. Es una técnica que puede hacer que disminuya un estado de ansiedad, que enfoquen de mejor manera y por más tiempo, y ser más empáticos.

Es una manera de conocerse sin etiquetas, entender quiénes son, y que tienen la oportunidad de escoger. Cómo dijo Carl G. Jung: “Solo se volverá clara tu visión cuando puedas mirar en tu corazón. Porque quien mira hacia afuera sueña, y quien mira hacia adentro despierta”.

Mindfulness

Por un año ya, he ofrecido algunos talleres de mindfulness. Una técnica de meditación que te permite sentarte en quietud y silencio, conectando contigo mismo en el momento presente.

Estoy agradecido por lo que estoy haciendo. Estoy agradecido de haber encontrado a Happiitude, la organización que ofrece el curso para convertirte en coach de mindfulness.

Ahora estoy ofreciendo, también, dos sábados al mes, meditaciones guiadas por Zoom. Estoy en mi camino de compartir. Estoy feliz.